Buscar:
Edición:
Blogs
15-Feb-2018
Conociendo el Producto Turístico para su Adecuada Gestión
El producto turístico está compuesto de bienes y servicios unidos por relaciones de interacción e interdependencia que lo hacen extremadamente complejo, señaló Valentina Schmitt, Profesora de CENTRUM Católica.
Conociendo el Producto Turístico para su Adecuada Gestión

Conocer el producto turístico es un punto de partida esencial para la gestión adecuada de esa actividad. Sin embargo, se constata que con frecuencia el empirismo predomina entre aquellos que comandan los negocios de esta actividad que es importante en términos de desarrollo del país.

El producto turístico está compuesto de bienes y servicios unidos por relaciones de interacción e interdependencia que lo hacen extremadamente complejo. Sus componentes, incluidos los bienes y servicios, pueden clasificarse en dos categorías básicas: productos específicos y no específicos.

Los productos específicos se derivan de la suma de dos grupos: productos turísticos característicos y productos turísticos conexos.

1. Los productos turísticos característicos: son aquellos que tendrían a desaparecer de los países si no hubiera el turismo. Se incluyen los servicios de alojamiento (hoteles y establecimientos de alojamiento, y segunda residencia y alojamiento por cuenta propia o gratuita); servicios de alimentos y bebidas; servicios de transporte de pasajeros (ferroviario, acuático, terrestre y aéreo), soporte de pasajeros, equipo de alquiler de pasajeros, servicios de mantenimiento y reparación de transporte de viajeros; agencias de viajes, operadores turísticos y guías turísticos; servicios culturales; servicios de recreación y entretenimiento; servicios diversos.

2. El producto turístico conexo es una categoría residual que incluye aquellos productos que se han identificado como específicos del turismo en un país determinado.

Los productos no específicos son aquellos que los visitantes pueden consumir, pero no responden por la porción más importante de la demanda. Entre los productos no específicos están los bienes de consumo que se consideran no específicos de la actividad por dos razones principales: (a) la diferencia significante entre los bienes adquiridos, tanto a nivel como estructura, por los visitantes de acuerdo con el país visitado; (b) la existencia de limitaciones de fuentes disponibles para la adquisición de información estadística. Los productos no específicos no tienen interés significativo para el análisis del turismo - aun sabiendo que también generan impactos económicos.

Además, los productos turísticos pueden ser clasificados en complementarios y sustitutos: complementarios son los que se pueden consumir junto con otros. Los substitutos son aquellos que pueden ser consumidos a cambio de otros. Con ello, la actividad turística se configura en una diversidad de empresas o entidades, que pueden ser clasificadas según sus actividades o función principal en: empresas de servicio al viajero en el punto de origen del viaje, empresas de transporte, empresas de atención al cliente visitante que reciben el turista en el destino, y entidades de fomento, control y organización.

Al ampliar la complejidad, el conjunto de elementos básicos que integran la categoría de equipos y/o del producto turístico puede ser dividido en cuatro bloques distintos e interdependientes, los cuáles integran: el área de alimentación, hospedaje, ocio y otros servicios. Otros elementos, tales como infraestructura y servicios indirectamente relacionados, pueden añadirse para agregar valor al conjunto básico de la recepción del turista en el polo receptivo.

Los servicios representan elementos constitutivos de gran importancia en el compuesto de la oferta turística en la medida en que posibilitan la vivencia de experiencias por parte de sus usuarios turistas. Una de sus características es que la heterogeneidad de la demanda hace que las expectativas sean tan diversificadas que la apreciación y consecuentemente, evaluación final, esté sujeta a diversas interpretaciones.

Tomando conocimiento de la amplitud del producto turístico,  concluyo con las siguientes interrogantes: ¿los gestores del turismo de su ciudad consideran la amplitud del producto turístico al elaborar sus estrategias de gestión? ¿Cuál el impactos de sus decisiones en los resultados de la actividad?

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Valentina Schmitt
Imagen de la sección

Valentina Schmitt es Doctora en Administración de la Fundación Getulio Vargas, Brasil. Tiene un Máster y es Bachiller en Administración de la Universidade Federal de Santa Catarina, Brasil. Diplomada en Economía y Políticas Publicas de la George Washington University y en Gobernabilidad, Gerencia Política y Gestión Pública de la Fundación Getulio Vargas y de la George Washington University.

La profesora Valentina Schmitt ha realizado las capacitaciones de los equipos oficiales de minoristas y equipos de liderazgo en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río 2016 en Brasil. Además, actuó como Gerente de Instalaciones en las Arenas de Río 2016.

Actualmente es Profesora e Investigadora en el Área Académica de Marketing, Ventas y Emprendimiento en CENTRUM Católica Graduate Business School.

Developed by VIS