Buscar:
Edición:
Los Alumnos Aportan
17-Abr-2018
Educación Financiera Mediante el Método Gamification
El método Gamification tiene la capacidad de atraer a la gente para aprender jugando, aparentemente con un esfuerzo que no incomoda y por esto su potencial es tan amplio, señaló Francisco Blanco Gordon, en su trabajo aplicativo final del curso Finanzas Internacionales, dictado por el profesor Raúl Hopkins.
Educación Financiera Mediante el Método Gamification

La educación financiera es un tema de suma importancia en todas las sociedades, no solo por su alta correlación con la reducción de la pobreza a largo plazo, sino también por su directa aplicación en brindar conocimiento a las personas para tener herramientas que les generen habilidades con el objetivo de mejorar su calidad de vida. Habilidades desde cómo manejar las finanzas personales o familiares, hasta cómo usar créditos para compra de insumos, herramientas, maquinarias o cualquier oportunidad de negocio. El sector financiero es determinante en el crecimiento económico de un país, ya que es un puente entre agentes deficitarios y agentes superavitarios (Pirateque, Piñeros y Mondragon 2013).

No obstante, las finanzas como tal, son un campo del conocimiento económico de muy difícil compresión para la persona común. Conceptos básicos como qué es una tasa de interés, un costo de oportunidad, o la diferencia entre ahorro e inversión, no son de simple entendimiento para las mayorías. Dicho sea de paso, esta realidad genera oportunidades para que muchos se aprovechen de esta ignorancia. El afán de poder crear formas más simples de educar a las mayorías en finanzas, pero sobre todo de que aprendan de forma divertida, es que nacen los métodos de gamification.

El gamification es definido por Burke (2014) como el uso de mecánicas y experiencias de juego para motivar y enseñar a las personas a lograr sus metas en contextos que no son lúdicos. Bajo una perspectiva corporativa, las técnicas de gamification consisten en poner al cliente en el centro de todo y apelar a su intuición, curiosidad natural y ganas de resolver situaciones muy simples pero interesantes. Situaciones donde se apela a la diversión, competencia y recompensas para enganchar a la persona. El término fue acuñado por Nick Pelling en el 2012, cuando describía recomendaciones para el diseño de interfaces de cajeros de bancos automáticos, máquinas expendedoras e interfaces de teléfonos móviles. En un mundo donde los videojuegos son una industria que ha alcanzado todos los estratos sociales y prácticamente todos los rincones del planeta y que en volúmenes de venta ya superó a la industria del cine, el adoptar esta mecánica lúdica  para generar métodos pedagógicos se presenta como una potente herramienta. La consultora Deloitte considera que el gamification es una de las diez tendencias con mayor potencial en este siglo.

El método de gamification, se basa en que el alumno directamente aprenda mediante su propia experiencia. Claramente, siempre va existir un cúmulo de conocimientos base que es necesario  saber antes de vivir la experiencia para poder superar las pruebas, pero la idea es que este sea mínimo al inicio y conforme exista progresiones en el alumno este conocimiento se vaya incrementando. Factores como el hecho que los juegos puedan representar situaciones comunes de la realidad, la motivación de ganar de la persona, la interacción y dinamismo de las mecánicas y el espíritu de competencia contra otros, hacen que este método siga creciendo constantemente no solo en canales pedagógicos sino también en corporativos.

Para ver el trabajo de estudio completo ingresar al siguiente link. Hacer clic

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados

Developed by VIS