Buscar:
Edición:
Noticias del Día
04-Ene-2018
El Papel del Sector Manufacturero para la Innovación y el Crecimiento Económico
Un gran número de países desarrollados han experimentado una disminución en la participación relativa de sus sectores manufactureros lo que ha provocado un cambio hacia los sectores de servicios, indicó Alex COAD, Profesor de CENTRUM Católica.
El Papel del Sector Manufacturero para la Innovación y el Crecimiento Económico

Muchos consideran que este rápido descenso en la fabricación es motivo de preocupación. Recientemente se ha sugerido que hay tres ventajas principales de un gran sector manufacturero: como fuente de crecimiento de la productividad; como motor de investigación, desarrollo e innovación ( I+D+i) ; y como una forma de fomentar el comercio y la internacionalización.

Con el objetivo de estimular la actividad manufacturera como medio de crear más y mejores empleos e impulsar la competitividad y el crecimiento, los responsables políticos de la Comisión Europea han presentado el objetivo de la política económica de tener un 20% de valor añadido procedente del sector manufacturero de un país para el año 2020.

Un reciente estudio empírico (Coad y Vezzani, 2017) examinó las tres relaciones sugeridas anteriormente, con un enfoque particular en la relación entre la participación del sector manufacturero de una economía y sus inversiones comerciales en (I + D).

La siguiente figura muestra la relación entre el tamaño del sector manufacturero en 2001 y el crecimiento de la inversión en (I + D) por parte de las empresas (es decir, el cambio de 2001-2013 en ‘Business Enterprise Research & Development’, BERD). La figura muestra una relación positiva, con países como China, Corea y Eslovenia que combinan cuotas particularmente elevadas de fabricación con un crecimiento sostenido de (I + D). Suecia e Islandia experimentaron una fuerte disminución en BERD durante el período. Los países que están por encima de la línea roja experimentaron un aumento desproporcionado de BERD dada su intensidad de fabricación. La asociación positiva entre la importancia inicial del sector manufacturero y los cambios posteriores en la BERD es estadísticamente significativa; aunque hay mucha variación alrededor de la línea roja en la figura.

Otros análisis econométricos (utilizando regresiones de panel dinámicas) confirman la relación positiva entre la intensidad del sector manufacturero y las inversiones comerciales en (I + D) (BERD). Sin embargo, no encontramos evidencia empírica de que un gran sector manufacturero tenga una influencia directa en la actividad exportadora o el crecimiento de la productividad.

Hay una serie de razones por las cuales el declive de la fabricación puede haber ido demasiado lejos. Existe el temor de que la externalización excesiva y la deslocalización, en el contexto de las cadenas de valor mundiales, hayan amenazado la seguridad económica de los países debido a la pérdida de capacidades y conocimientos estratégicos locales.

Las capacidades acumuladas a través de la operación de los procesos de fabricación pueden ser una fuente de "capacidad de absorción" para absorber e integrar mejor los nuevos conocimientos e ideas y explotar las oportunidades tecnológicas emergentes relacionadas con nuevos productos y procesos. Los autores Pisano y Shih introdujeron la noción de 'bienes comunes industriales' para referirse a la compleja red de capacidades colectivas de I + D, ingeniería y fabricación que se necesitan para mantener la innovación. La disponibilidad de proveedores locales y habilidades técnicas se ve como una externalidad positiva que facilita el desarrollo de soluciones innovadoras para los desafíos de fabricación, estimulando así la innovación adicional en sectores de fabricación caracterizados por una gran acumulación de conocimiento.

La “desindustrialización” no es tan simple como la reubicación de empleos de baja calificación en el extranjero, debido a las interacciones entre los procesos de fabricación, por un lado, y las funciones de innovación y diseño por el otro. Si las empresas multinacionales solo pueden permitirse tener una gran instalación de fabricación, entonces el establecimiento de instalaciones de fabricación en países con bajos salarios llevará a la deslocalización de tareas con mayores habilidades (relacionadas con la innovación, el diseño y la ingeniería), además de la deslocalización de tareas de bajo habilidad. Las interacciones repetidas entre los procesos de fabricación y las unidades de ingeniería facilitan las mejoras de productividad y las innovaciones de procesos.

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Developed by VIS