Buscar:
Edición:
Inicio > CENTRUM Mujer
CENTRUM Mujer
15-Mar-2017
Retos para las Mujeres Emprendedoras
Por Kristel Castillo MBA de CENTRUM Futuro.


Kristel Castillo MBA de CENTRUM Futuro


Competitividad es un concepto centralizado en las personas, por tanto, un factor crítico es el talento, y en ello el desarrollo del talento femenino amerita una reflexión especial en el mundo de los negocios. El Perú necesita emprendedoras de alto impacto. 

Las mujeres emprendedoras que son parte de nuestra PEA, tienen una serie de desafíos financieros y no financieros, para potencializar su desarrollo en las organizaciones. Las empresarias independientes y las asalariadas todas tenemos el potencial de ser emprendedoras. Estos desafíos nos retan a lo largo del ciclo de vida del negocio y del emprendimiento, particularmente, durante las fases de inicio.

Las barreras que nos desafían como mujeres emprendedora han sido: (a) acceso desigual a dos tipos de capital (i) económico (limitaciones acceso a fuentes de financiamiento), y (ii) capital simbólico (romper los estereotipos y creer en sí mismas que pueden hacerlo); (b) disparidades en los niveles de educación financiera; (c) la necesidad de tomar y usar las TICs como su principal aliado; (d) asimetrías de información y redes de contactos; (e) barreras lingüísticas para dar el salto a nivel global; y (f) diferencias en asesorías de riesgo lo que decanta en toma de decisiones (conservadoras) adversas al riesgo, sobre todo en cuanto a dar el paso a ciertas dimensiones internacionales, y dependencia local de las micro, pequeñas y medianas empresas. En resumen, son tres los grandes grupos de las principales barreras de la mujer emprendedora: (a) tiempo, (b) acceso al crédito, y (c) capacitación en TICs y educación financiera. Además, algo crucial: Hay que pensar en grande, hay que pensar en global. 

La mayoría de los negocios liderados por mujeres están en el espectro de la informalidad, en parte debido a la gran carga tramitológica para hacer negocios, que no es exclusivo de las mujeres si no de muchos emprendedores en el Perú. 

Foros como el APEC Women donde CENTRUM Católica tuvo el honor de participar el año pasado, proponen un involucramiento experto del sector público y la academia para romper estas barreras, y que más mujeres puedan pensar en grande, pensar en global, ser emprendedoras de alto impacto.

¿Qué se propone con esta reflexión? Necesitamos emprendedoras de alto impacto que sean autoeficaces, que se sientan automotivadas a emprender e innovar, que tengan sentido de urgencia para sus proyectos, buenas gestoras de sus tiempos para encontrar un equilibrio entre su vida laboral y familiar, que sean valientes para asumir riesgos, capacitadas en educación financiera, bilingües, con visión de oportunidades y construcción de valores organizacionales, que asuman el alto compromiso psicológico del emprendimiento, dada la constante preocupación por el progreso de su negocio y la responsabilidad con sus empleados y por el entorno que la rodea.

Es necesario potenciar el rol de mujer emprendedora, eliminando la existencia de estas barreras (auto) impuestas y presentes aún en la sociedad, a través de una mayor educación acerca de la importancia y ventajas que ofrece el emprendimiento como opción de vida.

En resumen, qué implica ser emprendedoras de alto impacto: 

1.Capacidad de reinvención permanente.
2.Son gerentes de sus tiempos y de sur múltiples roles como empresarias y gestoras
3.Capacitarse en habilidades gerenciales (soft y hard).
4.Pensar en grande, global.
5.Mantenerse automotivadas (espacios y networking) y motivadas hacia el logro.
6.Nosotras somos CEO’s de nuestros tiempos.
7.Salir del analfabetismo en educación financiera (p.e. Moocs).
8.Asumirse como emprendedoras.

Y esta es la reflexión final: hacer del emprendimiento una opción de vida.

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Developed by VIS